Alojamiento Rural CASERIA MARÍA SOPEÑA

Alojamiento Rural CASERIA MARÍA SOPEÑATres coquetas casas abuhardilladas, de alquiler íntegro, componen la estructura de esta espléndida casería rural asturiana situada en Pruneda, 52, Nava, Asturias.
Leer más...

Casa Rural CUYAR

Casa Rural CUYARCasa Rural tradicional con más de 200 años de historia, era antaño una casa de labranza típica del mundo rural asturiano situda en La Villa, S/N, Espinaredo, Piloña, Asturias.
Leer más...

rural4.com , Cuyar y Casería María Sopeña, casas rurales en Asturias, Oriente y Comarca de la Sidra ( Espinaredo y Pruneda )

La parroquia de Cuenya se halla en el sector más septentrional del concejo de Nava y dentro de los límites del llamado surco prelitoral de la provincia asturiana o muy próxima a él. El surco prelitoral es una unidad geomorfológica del área cantábrica, o lo que es lo mismo, se trata de un espacio diferenciado de los adyacentes o contiguos por la presencia de una serie de formas de relieve características predominantes que dotan a todo el conjunto de cierta homogeneidad. La uniformidad viene dada aquí por la existencia de una topografía suave, tendente a las formas planas, líneas horizontales y escasos desniveles en el terreno.
Con tales relativas facilidades que el espacio naveto presentaba para la ocupación y explotación del suelo se construyó un territorio eminentemente ganadero y de vocación especialmente bovina que evolucionó paralelamente a sus polos, que coinciden con los tres núcleos poblacionales principales de la parroquia: Cuenya, Cesa y Pruneda.
Una de las primeras necesidades que surgiría durante el incipiente uso agropecuario del suelo sería la demarcación de la propiedad. Hace ya muchos siglos que nuestros ancestros introdujeron el orden cuadriculado en el campo para fijar los límites de las fincas creando así tramas agrícolas que todavía hoy en día perviven y que pasan por ser elementos fundamentales del paisaje histórico europeo.
Los lindes físicos siguen a menudo líneas rectas que forman figuras geométricas elementales fruto de la percepción, uso y gestión del territorio que nuestros antepasados hicieron. Junto a los límites de las parcelas corren caminos, pistas y aguas comunales. Carreteras asfaltadas unen los núcleos habitados y, recientemente, las torres que soportan el tendido eléctrico atraviesan la red de parcelas con diferentes usos.
La mayor parte de las parcelas está dedicada al pasto y a la siega aunque también se observa un uso hortofrutícola y silvícola del campo. Manzanos, pinos, castaños y eucaliptos destacan entre los abundantes prados siempre verdes.
El porte de los árboles es suficiente para mostrar explícitamente el inicio de una nueva propiedad pero no es óbice para que los propietarios levanten cercos en torno a sus pequeños bosquetes. También es cierto que esto es sólo una manera de verlo pues en realidad el vallado parece surgir como necesidad imperiosa en la actividad ganadera. Los animales han de estar controlados.
Bien dependiendo de la actividad ganadera, o bien dependiendo de la actividad silvícola, la optimización perseguida de las superficies explotadas convertirá a cada una de las parcelas en teselas de un mosaico o parterres de un jardín que esconde en su relación-organización el valor estético más sobresaliente aplicado a este paisaje.
En una de las posibles aproximaciones al aspecto de esta amalgama de elementos naturales y antrópicos que forma el territorio destacamos el protagonismo alcanzado por la línea. Basta con alejarse paseando hacia la periferia de la parroquia para disfrutar de un paisaje relajante de líneas paralelas en sentido horizontal, consecuencia directa de la ausencia de montañas, que nos permite abarcar con la vista un amplio horizonte, y de una organización territorial característica anteriormente mencionada. Para Antonio López y Ángel Ramos “la línea libre, curva ignota no clasificable, se da mucho en la Naturaleza. La línea inconstruible, no reducible a arcos y tangentes, no expresable en ecuaciones matemáticas, es para el hombre como una emancipación de la geometría, una liberación de tiranías concretas y de oscuras y confusas tiranías”.
Al dejar atrás el pueblo, rápidamente nos adentramos en las tierras de labor, huertos y pequeñas pumaradas, y seguimos líneas en todos los desplazamientos. En muchas ocasiones los caminos están definidos por muros, vallas o lindes vegetales que presentan cierta uniformidad en la altura y ausencia de recortados perfiles.
Los postes que sujetan el cercado se presentan como una sucesión de formas simples en el espacio que adquieren el mismo valor que los puntos de una línea. Nuestro mecanismo perceptual presupondrá la existencia de una línea allí donde se dé una sucesión de elementos semejantes en sus rasgos de manera repetitiva. Son éstas las líneas que utilizamos para organizar la imagen captada del territorio. Además también son muchas de esas líneas las que definen el perfil de la forma no ya tanto de los elementos que forman el paisaje y sí del propio paisaje en sí mismo. Hablamos por tanto de líneas con valor estético y significado cultural, de líneas de evolución y de líneas de adaptación, de líneas ocasionales y de líneas remarcadas y remarcables, hablamos de paisaje y de su interpretación.
La línea es una de las tres dimensiones del paisaje y la única cuantificable junto con la superficie. Precisamente entre ambas también se establece una relación intensa con implicaciones estéticas y estructurales. Mientras que la superficie del paisaje (suelo) en la parroquia de Cuenya está dominada por el color, textura y forma que aportan los prados de herbáceas son las líneas las que jerarquizan el protagonismo de unos y otros.
Con asiduidad leemos que los paisajes han sido “esculpidos” por el hombre y la Naturaleza pero en el caso de la parroquia de Cuenya parece más un paisaje dibujado, en el sentido de opuesto a pintado, en el que la línea alcanza un valor semejante al que obtuviera en las obras de Honoré Daumier o en las composiciones de Jean Sibelius.

Galeria de Fotos

Galeria de FotosEn esta sección, podras ver imagenes de las casas y el entorno. Click aqui ...

Libro de Visita

Libro VisitasSi deseas publicar o leer una opinión sobre nuestras casas rurales Click aqui ...