Rural Accomodation CASERIA MARÍA SOPEÑA

Alojamiento Rural CASERIA MARÍA SOPEÑAThree cozy houses with garret, make up this splendid structure Asturian farmhouse situated in Pruneda, 52, Nava, Asturias Read more...

Rural Accomodation CUYAR

Casa Rural CUYARRural Traditional Accommodation over 200 years of history, was once a typical farmhouse in rural Asturias situda in La Villa, S / N, Espinaredo, Piloña, Asturias.
Read more...

rural4.com , Cuyar y Casería María Sopeña, casas rurales en Asturias, Oriente y Comarca de la Sidra ( Espinaredo y Pruneda )

LA BERREA - actividad gratuita

Caseria Maria Sopeña Cada año, con la llegada del otoño, los bosques asturianos acogen uno de los espectáculos más notables de la vida salvaje: la berrea. Los grandes ciervos, en su apogeo de tensión sexual, reclaman con roncos berridos la presencia de las hembras susceptibles de ser cubiertas.
Al amanecer y al atardecer los venados proclaman su virilidad a los cuatro vientos y no es extraño oirlos, aún con mayor intensidad los días húmedos y de finas lluvias, en los claros abiertos en la espesura del bosque caducifolio asturiano.
Ahora puedes combinar el paseo por sublimes paisajes con la percepción acústica y posible avistamiento de los animales, en pareja, en grupo o en familia pero siempre acompañado de un guía intérprete del medio natural.

Actividad recomendada para niños. Actividad gratuita para huéspedes de Casería María Sopeña y
Casa de Aldea Cuyar.

El hórreo asturiano
El hórreo es un granero de madera levantado del suelo por unas columnas, y en el que se almacenan grano, frutas, hortalizas, productos de la matanza, aperos agrícolas, etc. Se le conoce según la zona con diversos nombres: hórreo, horru, jorru, hórriu, horro. Cuando tiene planta rectangular se le denomina panera. Es muy común en el occidente asturiano un hórreo del tipo gallego al cual se le denomina cabazo, más pequeño y de planta rectangular -también incluir alguna imagen de un hórreo, una panera y un cabazo-.
El hórreo no es una construcción exclusiva de Asturias, si no que se puede localizar en toda la cornisa cantábrica, desde el País Vasco hasta el norte de Portugal. Esto ha producido variaciones constructivas en este tipo de graneros, fruto de su adaptación al medio donde se localiza, promoviendo la utilización de distintos materiales y soluciones arquitectónicas
Dos son las principales teorías sobre el origen de la palabra hórreo: una que lo relaciona con el término latino "horreum" que significa granero en latín, y otra que propone la raíz preindoeuropea "orro", que significa lugar elevado. Las primeras alusiones a hórreos aparecen en la diplomática medieval del siglo IX. La cita más antigua que tenemos de hórreos en la península ibérica data del 15 de septiembre del año 800 en la fundación del Monasterio de Taranco (valle de MENA, Burgos), en Asturias habrá que esperar hasta el año 867 en que el rey Ordoño I dona al obispado varias iglesias y monasterios "...cum domibus, orreis, cubis..." .
La evolución del hórreo desde sus orígenes primitivos hasta la formalización del modelo tipo asturiano, viene marcada por un largo proceso de adaptación. Poco sabemos de los hórreos alto medieval al no conservarse ninguna descripción hasta que, a partir del siglo XIII empiece a detallarse alguno de sus elementos, como el tipo de cubierta. La primera representación que se conserva proviene de Las cantigas de Alfonso X el Sabio. No obstante el modelo actual de hórreo asturiano aparece probablemente a partir del siglo XIV, según algunos autores, en la zona de Villaviciosa, manteniéndose este modelo con mínimas variaciones, relacionadas con su tamaño, hasta el siglo XX. En la zona de los Beyos se conserva un modelo de hórreo menos evolucionado que podría ser el antecedente directo de nuestro hórreo patrón.
El hórreo está íntimamente ligado a la casa, con ella y generalmente alguna otra construcción auxiliar como pozos, cuadras, lavaderos, huertas, forman lo que se conoce en Asturias como quintana. La importancia del hórreo, con sus innumerables funciones dentro del ámbito familiar, lo convierte en una parte más de la propia vivienda y un elemento fundamental en la unidad de producción de la vida campesina. Es la familia la que produce con su trabajo todo lo necesario para su subsistencia, característica propia de toda la sociedad asturiana hasta bien entrado el siglo XX. Es por la tanto el hórreo una parte indispensable de la quintana, conformando de esta manera, junto con la casa unas de las imágenes más características del paisaje asturiano.
Algunas de las cualidades típicas del hórreo son su desmontabilidad, ligereza de construcción, estabilidad y durabilidad de todos sus elementos Esa posibilidad de traslado ha sido uno de los factores que ha contribuido al éxito como construcción auxiliar dentro de la casería. El hecho de estar construido empleando el ensamblaje y tornos de madera para la sujeción de piezas, favorecía un desmontaje sin daños. Como en la mayoría del campo asturiano la propiedad no era de los campesinos, si no que trabajaban una tierra a cambio del pago de unas rentas, esto produjo que el hórreo fuera una propiedad en que el campesino pudo invertir, ya que podría trasladarlo a otro lugar donde se desplazase, en el caso de tener que abandonar unas tierras e incluso una casa que no le pertenecían. En muchas ocasiones esos traslados se hacían por una compra-venta, por un cambio de vivienda o por la expropiación de un impago. El traslado se hacia por medio de carros de bueyes. Para el transporte de un hórreo se necesitaban entre 2 y 5, o incluso más carros, dependiendo del tamaño del mismo. En la actualidad se utilizan medios mecanizados para el traslado de hórreos y paneras
El hórreo ha sido a lo largo de los siglos un soporte para el arte. Muchos de sus costados fueron ricamente decorados con tallas y dibujos, convirtiéndolos en verdaderas obras de arte, e integrando un amplio repertorio de símbolos y motivos decorativos, que variarán de significado según la época y el espacio geográfico donde se desarrollen. Dichas decoraciones no modificarán las formas constructivas de los hórreos y paneras, pero los dotarán de una gran riqueza cultural y simbólica.
Muchos de los hórreos y paneras que conocemos estarían en su mayor parte decorados, confiriéndoles un aspecto mucho más vistoso del que actualmente tienen y que tras el paso de los siglos, ha desaparecido por las inclemencias del tiempo e incluso por el traslado y posterior cepillado de algunas de sus partes.

En los años ochenta los investigadores comenzaron a interesarse por los programas artísticos y sistematizar los diferentes estilos en hórreos y paneras asturianos, llegando ambos a la clasificación en tres grandes grupos artísticos, que uno y otro denominarán de manera distinta. La clasificación que se ha consolidado para los diferentes estilos es la de Villaviciosa, Allande y Carreño, en base a los concejos donde se localizaron en el trabajo de campo la mayor cantidad de estas edificaciones, así como sus ejemplos más destacados.

Estos estilos han sido datados cronológicamente en parte, gracias a que algunos en casos se detalla la fecha de construcción, fenómeno más abundante en los estilos Allande y Carreño que en los de Villaviciosa. También en ocasiones conocemos algunos de los carpinteros que construyeron estas verdaderas obras de arte. El estilo más antiguo y en el que se formula el modelo constructivo típico de hórreo con cubierta a cuatro aguas, es del estilo de Villaviciosa, con ejemplos datados que se remontan a principios del siglo XVI y desarrollado hasta principios del siglo XVII, aunque con posibles ejemplos ya a en el XV. Por su parte los hórreos de estilo Allande y Carreño son contemporáneos en el tiempo, con unos primeros ejemplos de mediados del siglo XVIII, hasta llegar a la primera mitad del siglo XX.

No hay que olvidar que muchos de los maestros que construyeron estas piezas, participaron también en la construcción de retablos de iglesias de nuestra geografía. Conjunto de piezas excepcionales de la arquitectura civil desde finales de la Edad Media hasta la actualidad, casi único en el resto de Europa.
El hórreo es una pieza clave del patrimonio cultural asturiano, no solo entendido como un elemento arquitectónico, sino también como parte de toda una cultura inmaterial, ya que con frecuencia ha sido el marco de una rica tradición literaria y folclórica, como se desprende de la enorme cantidad de refranes, proverbios, y escritos relacionados con aspectos como su función de almacén y administración, como lugar de esparcimiento y amorío, o como símbolo de riqueza.

“María si vas al orro,
Del tocin parte muy poco,
Doce meses tien el añu,
Semanes cuarenta y ocho “

“Si tienes casa y orro
contigo me acomodo”

En la actualidad se calcula que se conservan en Asturias unos diez mil hórreos y paneras, muchos de ellos avocados a su desaparición, debido en parte al abandono de los pueblos y a la pérdida de su funcionalidad original como granero.
En la actualidad desaparece un hórreo cada día, incluso más, por eso es de suma importancia la valoración y conservación de estas joyas del pasado.

Photo Gallery

Galeria de FotosIn this section, you can see pictures of homes and the environment. Click here ...

Guest Book

Libro VisitasIf you wish to post or read a review of our rural house Click here ...